fbpx

Tipos de empresas según su forma jurídica

Cuando queremos iniciar un negocio o empresa hay que tener muchos elementos en cuenta, como los objetivos, la estructura de la empresa y en especial su forma jurídica, que variará dependiendo de nuestro capital, la responsabilidad y el número de socios que tengamos a disposición.

Esta forma jurídica dependerá en gran parte de la legislación de cada país que regula las formas jurídicas que pueden adoptar las empresas para desarrollar sus actividades, obligaciones, derechos y responsabilidades.

A continuación, enumeramos los tipos de empresas según su forma jurídica existentes en el mercado:

Empresario Unipersonal o Autónomo

Formada por una persona que realiza una actividad profesional y la gestiona por su cuenta, con o sin empleados, no depende de otra organización o compañía. Esta única persona es la que responde con su patrimonio ante posibles deudas producidas por su empresa.

Es ideal para el funcionamiento de pequeñas empresas, tiene menos gestiones, trámites, ya que no los requiere para la adquisición de la persona jurídica, es más económica, no existe diferenciación entre el patrimonio mercantil y el civil.

Sociedad Colectiva

Al contrario del empresario autónomo tenemos esta sociedad donde la responsabilidad es de varias personas, son aquellas empresas constituidas por 2 o más socios, participan en las obligaciones, responsabilidades, respondiendo igualmente de forma limitada con su patrimonio, teniendo participación en la dirección y gestión de la empresa.

Sociedad Cooperativa 

Es una empresa sin fines de lucro con la finalidad de cubrir necesidades socioeconómicas de sus propietarios, estos a su vez pueden ser trabajadores, proveedores, clientes de la empresa. Realizan actividades empresariales con estructura y funcionamiento democráticos.

Su capital está constituido por aporte de los socios, así como su participación en las obligaciones y derechos.

Sociedad Comanditaria

Posee dos tipos de socios diferentes, colectivos (con responsabilidad limitada) que participan en la gestión de la empresa y los comanditarios (con responsabilidades limitadas de aportación de capital) no participan en la gestión.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

En esta sociedad los propietarios asumen la responsabilidad de carácter limitado, respondiendo con el capital o patrimonio que aportan a la empresa mas no con el personal, ni responden a las deudas sociales.

Sociedad Limitada Nueva Responsabilidad

Cuenta con una especialidad de la sociedad limitada y un máximo de 5 socios.

Sociedad Limitada de Formación Sucesiva

Igual a la sociedad de responsabilidad limitada solo que con mayor protección a terceros.

Sociedad Anónima (S.A)

Es una sociedad mercantil y capitalista, sus propietarios son aquellos que participan en el capital social por medio de acciones o títulos. Sus socios pueden ser ilimitados. También se constituye de forma unipersonal (una sola persona).

En esta sociedad los accionistas no responden a las deudas sociales con su patrimonio personal y existe la posibilidad de atraer capitales de otros por medio de la emisión de obligaciones.

Sociedad Laboral

En ella la mayor parte del capital social principal pertenece a los trabajadores de la empresa, su registro es realizado en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, tiene dos participaciones sociales.

Los trabajadores pueden acceder a participaciones laborales, mientras que los socios que no lo son pueden acceder a participaciones generales, ninguno de ellos puede poseer una cantidad mayor de un tercio del capital, se puede ver como una forma de Sociedad Anónima.

Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral

La mayoría del capital social pertenece a los trabajadores, la relación de trabajo con la empresa es de tiempo indefinido.

Sociedad Comanditaria por acciones

En esta sociedad el capital es dividido en acciones y uno de los socios administra las deudas sociales.

Sociedades profesionales

Son sociedades cuyos miembros tienen en común el ejercicio de una actividad profesional.

Sociedad de Garantía Recíproca

Está conformada por entidades financieras que facilitan una financiación a las pymes.

Entidades de capital riesgo

Son creadas para que una empresa aumente su valor, una vez que la inversión madure, el capitalista se va para obtener un beneficio.

Agrupación de Interés Económico

Es una actividad económica auxiliar que llevan a cabo los socios que la conforman.

Comunidad de bienes 

La conforman varias personas que poseen una propiedad, su titularidad o un derecho indiviso.Existen dos clases de comunidad que pueden ser: simple (que tienen por objeto la conservación y aprovechamiento de uno o más bienes) y la comunidad sociedad (que organiza empresarialmente un patrimonio, lo explota para obtener un lucro para repartir).

Como requisitos se deben realizar, un contrato verbal entre los partícipes, un contrato privado por escrito y una escritura pública ante un notario.

Criterios para escoger la forma jurídica de tu empresa

Como ya conocemos cuales son los tipos de empresas según su forma jurídica seguramente te preguntarás cuál escoger o cual es más conveniente, para tomar esa decisión, ten en cuenta estos aspectos a fin de hacer la elección ideal, que más se adapte a tus necesidades y propósitos:

Número de socios: si una empresa tiene más de un responsable, hay que descartar la forma unipersonal.

Objetivos o actividad a la que se dedicara: define muy bien el sector al que se dedicara tu empresa, ya que hay sectores como el bancario o las compañías de seguros que tienen una forma jurídica bien determinada.

Presupuesto o capital inicial: los tipos de empresas dependen del capital invertido inicialmente. Hay tipos de empresa que requieren de una cantidad en especifica por lo que, si no cuentas con ella, se detendrán tus gestiones.

Responsabilidad frente a terceros: la empresa puede constituirse si los promotores asumen la responsabilidad de forma total o limitada.

Contabilidad: la parte contable es diferente dependiendo del tipo de empresa y su forma jurídica, por ejemplo, la contabilidad de alguien autónomo es mucho más sencilla, que la de una sociedad.

Fiscalidad: las empresas (autónomas) tributan por el IRPF, las demás sociedades tributan el Impuesto de Sociedades.

Esperamos que con toda esta información la elección del tipo de empresa en cuanto a su forma jurídica te sea más sencilla, puedas visualizar bien que es lo que más te conviene y que esté enfocada realmente a tus propósitos.