fbpx

Cómo emprender un Negocio

Muchas personas desean o han deseado alguna vez en su vida emprender un negocio para la venta de bienes o servicios.

Sin embargo, se han visto obligados a quedarse en el intento o simplemente desistir y hacer a un lado sus metas, ya sea porque no tienen los conocimientos necesarios para desarrollar su idea o porque aún siendo viable, las ganancias generadas no permiten recuperar la inversión realizada en el plazo deseado.

Esto se debe a que todo negocio tiene cierto nivel de incertidumbre o riesgo sobre la posibilidad de recuperar la inversión y alcanzar el éxito y rentabilidad deseados, por lo que es sumamente importante conocer las herramientas que permitan formar un juicio respecto a la conveniencia de llevar a cabo o no la idea de negocio.

Puede decirse que no existe una clave mágica que asegure el éxito de una inversión, pues son muchos los factores internos o externos que influyen en sus resultados, pero en este apartado compartiremos una guía básica para ayudarte a emprender un negocio, mediante la descripción y análisis de cada uno de los pasos necesarios que pueden hacer de tu visión de emprendimiento, una empresa rentable y sostenible.

Guía para emprender un negocio

Paso 1. Análisis de la Idea.

Todo negocio surge de una idea que el emprendedor se plantea para satisfacer una necesidad humana o simplemente para aprovechar una oportunidad del mercado, lo que puede ir desde la satisfacción de las necesidades más básicas, por ejemplo, la necesidad de producir un determinado alimento, vestido, calzado; hasta la oportunidad de producir un bien de demanda suntuaria, como las joyas.

En esta fase, lo recomendable es plantear diversas alternativas y analizar toda la información existente (antecedentes), sobre cada una de ellas para así decidir cuál es la mejor opción.

Al finalizar este análisis se puede tomar la decisión de abandonar la idea o seguir y profundizar su estudio.

 Paso 2. Análisis de Factibilidad.

En esta etapa se profundiza el análisis anterior con base en la información obtenida mediante (3) tipos de análisis o estudios:

–         Estudio de mercado

–         Estudio técnico

–         Estudio económico – financiero.

El estudio de mercado, busca describir o caracterizar el mercado del bien o servicio que se va a producir o a ofrecer; analizando la demanda, la oferta, el precio y las perspectivas de comercialización. Es decir, se detalla el producto a vender, se definen los clientes potenciales, se investiga y detallan las capacidades de la competencia existente y se definen cuáles serían los posibles canales o medios de comercialización.

Todo lo anterior, permite establecer las características que harán de tu idea, un negocio innovador y que tu producto se diferencie del mercado para obtener mayor ventaja competitiva. Es decir, se ratifica la existencia de una necesidad insatisfecha o de brindar un mejor servicio que el que ofrece la competencia.

Una vez verificada la viabilidad desde el punto de vista del estudio de mercado, se procede a ejecutar el estudio técnico, para definir todo lo que tiene que ver con el funcionamiento u operatividad del negocio y verificar así la posibilidad técnica de la producción del bien o servicio. Esto incluye la determinación de la capacidad de producción (cantidad de productos a elaborar o vender), la localización o ubicación óptima (más viable), los equipos, la materia prima y la mano de obra requerida.

Luego de verificar la viabilidad técnica del negocio, se procederá a realizar el estudio económico – financiero que permite determinar el monto de los recursos económicos necesarios para llevar a cabo la idea. Dicho análisis incluye la definición de costos de los recursos necesarios para la operatividad de la empresa, ya establecidos en el estudio técnico: costos administrativos, operativos y de ventas.

En otras palabras, se transforma a unidades monetarias toda la información recolectada en los estudios anteriores para determinar el flujo de caja y calcular los diversos indicadores que permitirán conocer si el proyecto es viable desde el punto de vista económico.

Como podrás observar, este estudio es el más complejo y también el más importante. Si al culminar, tu idea resulta rentable, estos análisis de convierten en tu Proyecto de Inversión, también conocido como Plan de Negocio, documento en el que se incluyen además elementos estratégicos de negocio y de marketing.

Finalmente, se procede a analizar las diversas alternativas de inversión o financiamiento: capital propio o financiamiento externo (ya sea un inversionista o institución bancaria) que provea los recursos monetarios para llevar a cabo la idea. La decisión final, se orientará en este caso, a la alternativa de inversión que genere mayor margen de ganancias para el negocio.

Paso 3. Constitución del negocio o empresa

Consiste en gestionar toda la documentación mercantil legal y tributaria necesaria para iniciar tu negocio: registro mercantil, permisos, patentes u otros, lo cual depende del lugar específico y país destinado como localización óptima. Para ello se recomienda contratar gestores o asesores que pueden facilitar el proceso.

Un aspecto clave para el registro es definir el nombre de tu empresa, para lo cual no se sigue ningún patrón específico, aunque es recomendable que sea un nombre atractivo y fácil de recordar. Además puede estar relacionado con la misión o razón de ser de la empresa.

Paso 4. Operación o puesta en marcha del negocio

Esta etapa consiste en iniciar las operaciones de producción y/o venta de los productos, con lo que se comienzan a percibir los ingresos para cubrir la inversión y percibir ganancias.

Dependiendo del tipo de negocio o empresa puede existir previamente una fase de contratación de entes externos para la ejecución de determinadas actividades y una fase de arranque o prueba para evaluar la operatividad de las instalaciones y de los equipos, a fin de detectar deficiencias de operación y aplicar las acciones correctivas necesarias.

Además, durante esta etapa es recomendable aplicar las estrategias de Marketing definidas en el Plan de Negocio, que te permitan incursionar y posicionarte en el mercado como nuevo emprendedor. Estas estrategias pueden ser promociones con precios bajos, publicidad, regalías u otras.